Dos familias enemistadas se efrentan a un reto: La falta de agua que agobió a Lima durante del verano del 2017.