Una niña llamada Emma, ve destellos en el techo de su habitación, provenientes de la calle. Al asomarse fascinada, para ver qué ocurre, ve a un hombre sentado en un banco, del cual surgen esos destellos mágicos. Se trata de una persona sin hogar quemando su pipa, con el que entablará una elación, la cual se moverá entre la magia y la cruda realidad del mundo.

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.