Claudete nunca se cansa de compartir sus pasteles con los demás. Pero cuando esta actividad se convierte en una obligación, su alegría se convierte en agotamiento.

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.